miércoles, 16 de septiembre de 2015

Top 10 Comidas que odio

Porque si, que tenemos que comer de todo y tal pascual, ¿pero acaso no es cierto que a veces nuestro paladar -e incluso nuestro estómago- no soporta, es decir, no soportamos, algunas clases de comida específicas...? Pues yo tengo unas cuantas, aunque si es cierto que en realidad no me he expandido mucho en el "arte de probar todos los platos del mundo". Pero vayamos al meollo del asunto.



10.-La carne de vacuno.

Un poco injusto poner justamente la imagen de las hamburguesas del Foster's Hollywood, cuando en esas si que me encantan, pero igualmente, quiero hacerle mención especial en el top. La carne de vacuno me parece muy sosa y en ocasiones me ha resultado hasta amarga, así que necesito aderezos milagrosos, condimentos espléndidos y demás para que diga que está de rechupete-muerte. Las de dicha casa lo consigue, claro, pero por norma general, no me suelen gustar. En realidad en el puesto 10 podrían ir todas las verduras en general... o no todas.


9.-El sushi.

Como en su momento me gustó bastante el manga y el anime, siempre tuve curiosidad por probar el sushi. Recuerdo que cuando lo probé casi lloro... y mira que me encanta el salmón ahumado, pero esto es diferente. Directamente, me da bastante asco (será que mi paladar-estómago es algo sensible con la mayoría de pescados, especialmente crudos o semi-crudos). De hecho, cuando lo probé la primera vez... vomité. Evidentemente no es una comida apta para cualquiera, especialmente si no te gusta el pescado.



8.-Carnes con hueso y/o pescados con espinas.

Y mira que me encanta la carne de pollo (o de cerdo), pero no aguanto para nada las carnes con hueso, prefiero que directamente sean una parte tierna en dónde pinchar el tenedor, dar un bocado y comértelo sin más preocupaciones. Además, eso de pringarme delante de toda la gente mientras como, especialmente carne con hueso, me da mucha vergüenza y por raro que parezca, hasta asquito... por muy bueno que esté un costillar o unas alitas de pollo, prefiero ni tocarlas.

Con el pescado, aunque sea más tiquismiquis con él, en realidad no lo odio tanto como parece, pero en cuanto sé que un pescado pueda contener espinas (aunque no las tenga), mi cara se convierte en "asco absoluto" al intentar metérmelo en la boca. Y hay algunos pescados en concreto que su sabor "fuerte" hace que me dé ya de por si asquete, aunque por ejemplo con el bacalao, la merluza, el mero (o emperador), el salmón ahumado y las barritas esas tan famosas de pescanova, y sobre todo con el atún, no tengo ningún problema.


7.-Los garbanzos, y la mayoría de cocidos.

Es solo verlo y se me quita todo el hambre de golpe... ODIO los garbanzos. No están en las primeras posiciones porque hay algunas cosas que los superan, pero de verdad que los odio, especialmente cuando se entremezclan en mi arroz en el arroz al horno o como cocido, y la mayoría de los cocidos, no los soporto. Eso sí, las lentejas hoy en día, a diferencia de hace muchos años, si que me gustan (y depende de como se cocinen también...), y el hervido, el truco para comérmelo entero era hacerlo una especie de puré (aunque solo me gustaba con acelgas) o crema con muchísima sal, y me encantaba. Así que tampoco está tan arriba por lo mismo... además, el hummus, me encanta.


6.-La carne de caballo.

La carne que más odio en este mundo. Me parece asquerosa, sosa, amarga y en mi caso me es muy difícil de digerir. Puaj. No me déis nunca carne de caballo. Puede que un buen cocinero y los condimentos adecuados lo arreglen, pero de forma general... no la aguanto nada. Nada más que añadir. Prefiero que no hagan carne de caballo y se dejen libres a los caballos, fíjate lo que te digo...


5.-El arroz caldoso.

¿¡Sopa de arroz!? ¡JA! Esto es una herejía a la sopa de arroz. Bueno, ejem, sé que hay gente a la que le gusta, pero a mi me resulta vomitivo. No como el sushi que llegué a vomitarlo, pero es meterme una cucharada en la boca, tragarlo y sufrir arcadas. Que... asco. En general, el conjunto total del arroz caldoso me da repelús y angustia. Pero si le quitas la carne, las verduras y esas cosas raras que se quedan alrededor en el caldo y demás, el arroz en sí está muy bueno.


4.-Sopa de pescado. 

Y a partir de aquí nos empezamos a acercar a las catástrofes de la suegra. Jamás había probado la sopa de pescado, ni me interesaba nada, aunque el de la foto tiene buena pinta, y seguro que si te lo hacen en Master Chef (que no sea el español ni el latino...), te entra hambre de todo, hasta de los platos que jamás te gustaron. Bueno pues, la felicidad de este odio viene cuando mi suegra, la que cocina fatal (ojo, no se lo digáis que se pega el rebote padre...), le dio por preparar en varios acontecimientos muy seguidos esta sopa. Y como cocina mal y encima es pescado, mi resultado fue... eeeeej. Las primeras veces INTENTABA comer por educación, ahora directamente digo que no quiero. Paso de estar mal, en serio... aaagh, que asquerosidad. A lo mejor lo cocina otra persona que no sea mi suegra y me gusta...


3.-La pera.

Aunque normalmente no le hago ascos a ninguna fruta, salvo a higos y ciruelas que en realidad todavía no he probado, hay una en concreto que odio con toda mi alma (excepto en cierta pizza de La Tagliatella), ¡LA PERA! La fruta que personalmente me da más asco en sabor, directamente es que no la soporto, me da bastante asco.



2.-Las pasas y las avellanas.

En realidad podrían ir en cualquier otro puesto (incluso intercambiarla por la sopa de pescado), pero es decirme que algo tiene uvas pasas o avellanas y salir corriendo. En serio, el sabor y la textura de las pasas no me gustan nada, y en el único momento que me gustaron fue cuando los probé envueltos en chocolate de la marca Lacasa, en unas navidades. En lo demás, buej. Simplemente no puedo. Las avellanas son otro odio para mi. No me gustan, sencillamente. Prefiero las nueces que son hasta un poco más amargas. Es decirme que el chocolate además tiene avellanas (¿¡por qué narices es tan popular!? Su sabor tampoco me parece tan genial), y ya se me quitan las ganas, por eso no me gusta mucho la Nocilla. 


1.-Pulpo.

Otra tragedia "suegril". Originalmente, no me gustaba pero no le tuve odio. Lo probé por primera vez en unas navidades con mi familia y me dio bastante asco. Luego, mi suegra se puso MUY pesada con el pulpo de forma similar a la sopa de pescado (a veces a la vez), y a veces, lo servía frío, pero frío con sabor malo (y a veces junto a la sopa de pescado, ¡los dos en frío!), y estaba asquerosísimo. De hecho hasta lo trajo el día que me fastidió la boda, y casi me apeteció ese día tirarlo por el váter (para entendernos, íbamos a comer una paella que invitaba mi padre y la señorona, que no quería ser menos y quería presumir, a la que ya le dijimos que no, QUE NO, trajese nada, trajo un montón de comida (hasta polvorones, wtf), ya fría, asquerosa y no pudimos comer la paella... evidentemente a mi padre le sentó mal, uff, me tiene hasta los co*ones, y desde entonces, odio con todo mi ser el pulpo).

Y algunas cosas que tampoco me gusten, pero nada destacables. Además normalmente no soy de probar cosas nuevas, a no ser que me pilles de humor y de ambiente para que mi paladar disfrute... o sufra. Sin más dilación, ¡hasta aquí el top!

5 comentarios:

  1. A mí tampoco me gusta el sushi, y en general, los pescados, mariscos y cosas que vengan del mar. Poco se salva, como los boquerones en vinagre o los calamares. Y por ende, un pescado con espinas, fuera, por favor.

    La carne con hueso normalmente no me importa, es la gracia de comer alitas, por ejemplo, pero ahora con el aparato no puedo y es un engorro total. Uy, a mí el cocido sí me gusta, qué rico y calentito para el invierno.

    Yo no sé si he comido carne de caballo... xD Supuestamente las albóndigas que ponían en IKEA tenían carne de caballo, pero a mí me encantaban, así que no sé decirte. Sopa de pescado, qué asquete D: A mí tampoco me gusta la pera, y menos si está blandurria xD Junto a la naranja y mandarina, son las frutas que menos me gustan. Tampoco me gustan las pasas, pero sí las avellanas. Los frutos secos tipo nueces, cacahuetes, avellanas o almendras me chiflan. Y el pulto tampoco me gusta.

    Parece que coincidimos en muchas cosas, tanto en platos favoritos como en los que no nos gustan :) Ah, y no, yo tampoco soy de probar cosas nuevas. Demasiada buena pinta tiene que tner para que yo me atreva a hincarle el diente, jaja.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, los frutos secos en sí mismos no me desagradan. Me encantan las almendras, las pipas de girasol (y las de calabaza), las nueces, los cacahuetes, los piñones (aaay los piñones, estos me encantan sobre todo en asados y en carnes con espinacas, pero son carísimos los condenados) y los pistachos.

      Y en la otra entrada se me olvidó añadir los quesos, pero soy bastante quesívora (en general de casi todo el embutido xD, hasta la sobrasada me gusta).

      Eliminar
    2. Mmm, el queso también me gusta mucho :) Me gustan prácticamente todos, menos el azul, pero siempre en cantidades no demasiado grandes para no empalagarme rápido. ¡Pero está muy bueno!

      Eliminar
  2. Interesante, aunque a mi tampoco me atrae mucho la carne, me extraña ver comidas saludables como garbanzos(aunque todavía no lo he probado) y bueno, a mi me pasaba así con las pasas, pero recientemente les encontré gusto no importandome como se vean, eso si no las como muy seguido, así cansan, y las avellanas siempre me han gustado, aunque me pasaba algo parecido con el maní, al cual también le agarre gusto al comerlo al obtenerlo directamente de la cascara.

    Y la pera, sólo la he probado en jugo, así que no opino mucho, el que si estoy de acuerdo es la sopa de arroz, que también me dio asco de probarlo de niño, de resto me gustaría probar un par de cosas de la lista.

    ResponderEliminar
  3. Pues a mi la carne con hueso es de lo que más me gusta, es algo que me pierde.

    De lo demás, solo coincido contigo en las pasas. Y la carne de vacuno de las hamburguesas tampoco me va mucho. Lo demás, que me pongan platos.

    ResponderEliminar

Expón tu opinión pero respeta siempre a los demás y no pongas publicidad ni nada dañino =(